Donde-nos-llevan-nuestros-habitos-300x200A menudo olvidamos que las costumbres cotidianas, tienen una gran trascendencia para nuestra salud.

Alimentarnos es algo que hacemos a diario y varias veces durante el día. En ocasiones por falta de información y casi siempre por falta de tiempo, es fácil caer en una rutina de comer siempre lo mismo, probablemente a deshoras, escogiendo aquello que más apetece, utilizando a ser posible alimentos que estén “listos para tomar” y en muchos casos, consumiendo más cantidad de la que seguramente se necesita, dando como resultado una alimentación desequilibrada. Esta conducta también deriva de la globalización alimentaria, que impone la incorporación de patrones de alimentación poco saludables, y en parte transforma nuestros valores culturales y nuestro modo de vida.

Otro gran pilar de la salud es la actividad física, que también está sufriendo una evolución marcada por diferentes aspectos socio culturales. Vivimos en una sociedad en la que gozamos de todo tipo de comodidades, que nos envuelven en un mundo en el que cada vez más, moverse se convierte en algo “poco necesario”. Un falso confort sin duda, que nos conduce de la salud a la enfermedad, de no querer movernos a no poder hacerlo.

Tanto la falta de actividad física como la alimentación inadecuada son hábitos que, de ser mantenidos en el tiempo, acaban provocando un deterioro de la salud y la aparición de ciertas enfermedades, lo que supone un problema de hondo calado en cuanto a salud pública se refiere.

Algunos datos invitan a la reflexión..

Somos el segundo país más obeso de Europa: 1 de cada 3 españoles adultos tiene sobrepeso y 1 de cada 6 es obeso. El 19,1% de las niñas y el 29,5% de los niños, entre los 6 y los 13 años, tienen sobrepeso. Estos adolescentes tendrán a los 40 años riesgos y complicaciones cardiovasculares propios de personas mayores de 60 años. Más de la mitad de la población no realiza actividad física de forma regular, casi 3 millones de personas padecen diabetes y la hipertensión afecta a más del 10% de la población.??En el año 2020 la depresión será la principal causa de discapacidad en todo el mundo, tan sólo superada por las enfermedades cardiovasculares. Un individuo inactivo tiene el doble de posibilidades de sufrir un infarto de miocardio que una persona físicamente activa. Si se suman sedentarismo y malos hábitos dietéticos el resultado es aún peor: en EEUU esta combinación está considerada como 2ª causa de muerte detrás del tabaco.

¿Qué estás haciendo actualmente para mejorar tu salud? ¿Qué estás dejando de hacer? ¿Qué vas a hacer hoy que te acerque más a un estado óptimo de salud y bienestar?…

Hay que pasar a la acción ¡!!!

Disfrutar de la propia salud y vivir en armonía es siempre una elección personal. Hay que ser conscientes de que pequeños cambios en el día a día pueden suponer importantes beneficios para nuestra salud. Por ejemplo, caminar 20 minutos diarios, aprender a reducir el estrés, comer más fruta y verdura y menos grasas y dulces y sobre todo tener una actitud positiva ante la vida, puede ser un buen comienzo…